Luego de conocerse la intervención del Hospital San Diego de Cereté por parte de la Supersalud, el gobernador electo de Córdoba, Orlando Benítez Mora, se pronunció al respecto a través de sus cuenta en Twitter, en donde con tres trinos expresó su preocupación ante tal situación, pero además asumió el reto de mejorar el sector salud en el departamento.

Benítez atribuyó la responsabilidad de este escenarios a “las malas administraciones”, por lo que aseguró que su reto desde el 1 de enero cuanto tome posesión del cargo, será “recuperar la red pública, mejorar el servicio y rescatar nuestras E.S.E’s”.

“Duele ver que mientras algunos hacen negocios con la salud, nuestra gente sufra por falta de atención digna. La Salud será una de nuestras prioridades en el Gobierno del pueblo”, escribió el gobernador electo.

Cabe recordar que la intervención de la Supersalud al Hospital San Diego de Cereté se hizo pública este jueves, 26 de diciembre. Se extenderá por dos meses prorrogables y designó como Agente Especial Interventor a la doctora Sandra Milena Jaramillo.

“La decisión quedó en firme tras evidenciar falencias administrativas y financieras en el centro asistencial que impactan en la correcta prestación de los servicios de salud de mediana complejidad en este municipio y su área de influencia”, dijo la Supersalud en un comunicado.