La madre de Fátima llora de forma desgarradora en su velorio. Foto: Univisión

La brutal agresión contra esta pequeña inició el pasado 11 de febrero, cuando una desconocida mujer, la retiró de su colegio sin autorización


No sólo México, sino el mundo entero, se encuentran conmocionados por la muerte de Fátima, una niña de 7 años que se convirtió en presa de un crimen que encendió las alarmas en el país azteca sobre los casos de feminicidio.

La brutal agresión contra esta pequeña inició el pasado 11 de febrero, cuando una desconocida mujer, la retiró de su colegio sin autorización alguna de su madre, por lo que esta cuando llegó a recogerla se alarmó al ver que no estaba y de inmediato tomó acciones junto a la Policía.

Cuatro días pasaron desde que la niña desapareció, hasta que su cuerpo fue encontrado en Ciudad de México, dentro de bolsas plásticas y sin órganos.

Su madre denunció acciones tardías por parte de la Policía local, por lo que la Fiscal general ordenó una investigación disciplinaria al respecto y aseguró que de encontrarse irregularidades en los procedimientos, se aplicarán sanciones disciplinarias.

Este crimen aumentó la conmoción y el repudio en todo el país, que acaba de culminar protestas por otro homicidio ocurrido el pasado 10 de febrero, el cual dejó como víctima a Ingrid Escamilla, quien fue asesinada con arma blanca y su cadáver desollado, hecho propiciado por su esposo.