Por: J. J. Rubiano

El Departamento de la Función Pública, indicó que en virtud de la aplicación de la llamada ley antitrámites el país se ha ahorrado $207.336 millones con la eliminación de 1.684 acciones en los últimos dos años.

Las cifras se socializaron durante la primera capacitación masiva sobre las leyes antitrámites que se han expedido durante éste gobierno que se han complementado con las iniciativas legislativas como la Ley 2052 de 2020 que lideró el representante liberal a la Cámara por el Valle del Cauca, Juan Fernando Reyes Kuri.

De acuerdo con el director de la Función Pública, Fernando Grillo, “la expedición de normas antitrámites como el Decreto Ley 2106 de 2019 y la Ley 2052 de 2020 fortalece la vigilancia de Función Pública para generar un Estado Simple Colombia Ágil y en el que estamos comprometidos para brindar un trabajo articulado y coordinado con todas la entidades con el objetivo de facilitar la vida de los ciudadanos, mejorar su experiencia y relación con el Estado y profundizar los ahorros en tiempo y dinero”.

Según Grillo, el ahorro generado por la racionalización y eliminación de trámites ha sido de $207.336 millones, comprendidos en 1.684 acciones realizadas con corte al 30 de agosto de 2020 y los sectores del Gobierno que mayores ahorros han generado son trabajo, educación, defensa, justicia y planeación.

El representante Reyes Kuri, manifestó que uno de los principales objetivos de la iniciativa legislativa que fue aprobada en el Congreso es dejar de utilizar al ciudadano como el mensajero del Estado. “En Colombia se reportan más de 62 mil trámites tanto en el orden nacional como en el territorial y por eso, nuestras apuestas van encaminadas a simplificar la vida de los ciudadanos.

 Según el Banco Interamericano de Desarrollo somos el tercer país de América Latina más demorado en hacer un trámite y con solo el 4% de los trámites que se pueden hacer de manera digital”, anotó.