Las lluvias han hecho estragos en el departamento de Córdoba. Esta vez el problema se ve reflejado en el municipio de Montelíbano, donde más de 200 campesinos se han visto afectados con la pérdida de sus cultivos.

Las hectáreas que quedaron devastadas por los fuertes aguaceros estaban repletas de cultivados de maíz, arroz y plátano, asentados en terrenos de familias pertenecientes a los corregimientos Puerto Nuevo, Pica Pica y El Palmar.

El río en los últimos días a tenido una tendencia creciente por lo que conllevó a la realización de un Consejo de Riesgo, donde determinaron declarar la alerta naranja para tomar las medidas de prevención necesarias.

Los afectados le hacen un llamada a la administración municipal y departamental para que les brinden una mano amiga y poder reactivar de nuevo sus cultivos.