Por: J. J. Rubiano
Por invitación de la exsecretaria de Estado de EE.UU. Hillary Clinton, La vicepresidenta Marta Lucía Ramírez participó en la elaboración y lanzamiento del Informe Beijing + 25, en donde propuso integrar a las mujeres en la economía pospandemia, para erradicar violencias y avanzar en equidad.
Durante su intervención, reiteró el llamado a la Banca Multilateral para que condicione sus créditos al financiamiento de un porcentaje de emprendimientos de mujeres.
“Somos el 52% de la población mundial y, sin embargo, la participación en la economía sigue siendo muy limitada. Los Estados debemos trabajar para brindar a las mujeres garantías reales en términos de oportunidades laborales, igualdad salarial, inclusión financiera y asistencia técnica para sus iniciativas empresariales. Los Bancos Multilaterales pueden jugar un papel muy importante en esta tarea, al condicionar el uso de al menos el 20% de los préstamos estatales con un enfoque de género”, dijo la vice colombiana.
En el encuentro participaron 23 líderes mundiales, en su mayoría jefes de Estado, la vicepresidenta de Colombia subrayó que la pandemia hizo más apremiante la necesidad de incluir a las mujeres en la economía.
“Una mujer económicamente empoderada puede igualar sus condiciones tanto en el hogar como en el trabajo. Esa mujer puede mejorar el acceso a una mejor nutrición, tendrá resiliencia financiera y brindará a sus hijos, su familia y otras personas que la rodean una vida mejor”, señaló la vicepresidenta al resaltar que se cerrará el cerco a las violencias de género.
“Según el FMI, la inclusión de la mujer en la economía puede incrementar el PIB mundial en un 35%. Además, el empoderamiento económico de la mujer es fundamental para una vida libre de violencia, no solo la física y psicológica, sino también aquella imperceptible que se traduce en trabajo no remunerado, inseguridad económica, desnutrición, estrés, desigualdad salarial, falta de participación en la política y en la toma de decisiones, entre otros”, dijo Ramírez.