Mantener los canales limpios es responsabilidad de todos

Desde la alcaldía de Montería, se convoca a los habitantes de la ciudad a la cultura ciudadana para evitar represamientos en el sistema de drenaje, aún más en temporada de lluvias.

Recordemos que los canales de desagüe de los barrios cumple la función de abrir paso al agua para que el exceso de líquido no cause contratiempos como inundaciones, derrumbes y taponamientos, para que esta función se cumpla a cabalidad, es indispensable que el sistema que conforman cunetas, zanjas, tubos, colectores y grandes canales estén despejados, solo así, podrá ser evacuada el agua después de los aguaceros.

Teniendo en cuenta que se debe mantener despejado el sistema de drenaje, la administración municipal hace limpieza periódica a los canales, en esa tarea el año pasado se intervinieron 24 kilómetros de canales, en los cuales se recogieron unas 15 toneladas de residuos sólidos y biomasa, otra parte de esta labor la realiza la empresa Veolia, a cargo del servicio de agua potable y alcantarillado en Montería.

Sin embargo, también se necesita la participación de la comunidad en un aspecto sencillo, no arrojar desechos que impidan el flujo del agua, cuando se realiza la limpieza de los canales se encuentra todo tipo de artículos, incluido algunos elementos que obstaculizan el drenaje del agua como inodoros, muebles y colchones.

Así mismo, la principal recomendación para la comunidad es no arrojar basuras a las cunetas o a los canales sino, esperar que el camión recolector llegue por los residuos, tampoco recurrir a personas para que arrojen los desechos lejos de la casa en zonas enmontadas, pues desde allí pueden ser arrastrados por el torrente durante el aguacero y termina obstruyendo la salida del agua.

Además, en su residencia recuerde limpiar las canaletas y el techo para quitar residuos vegetales o tierra y recogerlos en bolsas plásticas a la espera del camión recolector, es importante que esos ductos estén libres, para que cuando llueva se produzca un desagüe ágil.

Por ello, los ciudadanos también deben evitar que las aguas residuales vayan a dar a la calle, en lugar de ir al alcantarillado, por el contrario el agua lluvia recolectada de techos, patios, terrazas y balcones debe ser conducida a la calle para evitar colapsar las alcantarillas, lo que igualmente podría provocar desbordamientos.

Finalmente, el código nacional de policía en su artículo 111 numeral 13 dispone sanción por, “arrojar en las redes de alcantarillado, acueducto y de aguas lluvias, cualquier objeto, sustancia, residuos, escombros, lodos, combustibles y lubricantes que alteren o obstruyan el normal funcionamiento”, en este caso se aplicará una multa general tipo 4 para el transgresor de la norma, es decir que tendrá que pagar hasta 32 salarios mínimos legales vigentes, lo cual equivale a un millón 66 mil 167 pesos.