Luto en el vallenato: murió el maestro Miguel Durán

En la noche de este jueves, 29 de septiembre, falleció el juglar de la música sabanera Miguel Durán Olaya, quien se encontraba desde hace varios días internado en la UCI de la Clínica Salud Social de Sincelejo por una neumonía.

El artista de 85 años, quien actualmente vivía en Sincelejo, es reconocido por su gran talento pues además de ser cantante, es acordeonero, productor, arreglista y manager.

Padre de nueve hijos, tres varones y seis mujeres, ellos son: Ever Farley, Miguel Antonio, José Luis, Diana, Lucía, Yonaira, Yoeni, Yorledy y Eliana, los hombres todos dedicados también a la música, el mayor lo acompaña en su conjunto; Miguel el Jr., quien tenía su propia agrupación, y José.

“El Pollo Caucano”, como también es conocido, es creador de canciones como “La Pesca Milagrosa”, “La Tuchinera” y “Noches Frías”.

Miguel Durán se inició en la música a la edad de 18 años; su primer acordeón la compró en $45 pesos, dinero producto de una cosecha de arroz que vendió; las primeras notas las aprendió oyendo la música de Abel Antonio Villa, Luis Enrique Martínez y Alejo Durán, su primer conjunto lo integra con caja y guacharaca, recibiendo por su primer toque la suma de 20 centavos.

La primera grabación la hace Discos Fuentes de la ciudad de Medellín, esto fue en el año 1964; esta primera grabación no tuvo mucha acogida y entra en un receso por tres años, decidiendo volver al campo para dedicarse a la agricultura, su principal oficio.

En el año 1969, decide volver a la música y graba “Curandera”, tema que llegó a calar mucho aquí en la costa atlántica; fue cuando comenzó a conocerse el Pollo Caucano. En el año 1971 es llamado por Discos Victoria para hacer un LP con doce temas, hasta la fecha a grabado 45 trabajos discográficos, la mayor parte de las canciones son de su autoría. Actualmente reside en Sincelejo.