Al presidente Iván Duque le tomó poco menos de 24 horas recomponer la terna para la Defensoría del Pueblo. Esta había perdido uno de sus miembros este lunes ante la renuncia de Elizabeth Martínez a ser candidata para la segunda plaza del Ministerio Público. Ante este vacío, el primer mandatario nominó a Luis Fernando Fajardo como el tercer integrante, acompañando así a los ya nominados Carlos Camargo y Myriam Martínez.

Fajardo actualmente se desempeña como magistrado auxiliar en la Corte Constitucional y su carrera profesional y académica se ha centrado en el estudio de los derechos humanos y el derecho internacional humanitario. Esta última condición cobra relevancia ante la queja de un sector que señaló que el primer mandatario había presentado una terna para la Defensoría sin que ninguno de sus miembros tuviera experiencia en derechos humanos.

Departamento de Derechos Humanos de la Escuela de Derecho de la Universidad Sergio Arboleda, Fajardo tiene entre su recorrido haber sido consultor de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), la Defensoría del Pueblo y el Instituto para la Justicia y el Desarrollo Sostenible.

Además de su carrera académica, que lo ha llevado a ser director académico del Departamento de Derechos Humanos de la Escuela de Derecho de la Universidad Sergio Arboleda, Fajardo tiene entre su recorrido haber sido consultor de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), la Defensoría del Pueblo y el Instituto para la Justicia y el Desarrollo Sostenible.

La nominación de Fajardo confirma la importancia que han cobrado los egresados de la Universidad Sergio Arboleda en el gobierno de Iván Duque. Con su llegada a la terna, son tres los candidatos que estudiaron en esta institución educativa. Además, tanto Fajardo como Carlos Camargo han llegado a dictar clases en dicha universidad.

La llegada de Fajardo al listado de nominados no parece cambiar en gran manera el panorama actual, ni siquiera la fecha de la elección. El presidente de la Cámara, el conservador Germán Blanco, confirmó que la elección se llevará a cabo este viernes a las 9 de la mañana. La cabeza de esta corporación señaló que se estaba entre los tres días hábiles dispuestos por la ley para estudiar la candidatura y que la Comisión de Acreditación estudiara su postulación. Por eso no hubo cambio en la convocatoria para que la Cámara vote de forma presencial.

La nominación del magistrado auxiliar tampoco parece afectar en gran manera el panorama de las votaciones. Antes de la renuncia de Elizabeth Martínez, las posibilidades estaban inclinadas hacia Carlos Camargo: conservadores, liberales, Centro Democrático y Cambio Radical le dieron su visto bueno. Con el voto ya anunciado, todo parece indicar que la nominación de Fajardo es un simple procedimiento para cumplir con el requisito de que la terna esté compuesta por tres personas.

A pesar de cumplir con el pedido de que uno de los ternados tuviera conocimeintos en derechos humanos, es muy difícil que Fajardo le llega a ganar el puesto a Camargo. Este ha hecho campaña telefónica por mucho más tiempo y se ha llegado a ganar un amplio sector de la Cámara a través de la idea de una misma identidad caribe. Además, algunos de los consultados por este periódico han llegado a señalar que ministros del Gobierno habrían llamado a los representantes para hacer campaña por Camargo, identificándolo así como el candidato del presidente.

Aunque el presidente no ha hecho algún guiño oficial, esta habría sido una de las razones de la renuncia de Elizabeth Martínez a su aspiración a la Defensoría del Pueblo. Esta, que actualmente es la secretaria de la Comisión Tercera de la Cámara, habría señalado que se retiraba ante la parcialidad mostrada por el Gobierno para apoyar a Camargo.

La postulación de Elizabeth Martínez estuvo plagada de contratiempos hasta su renuncia. El primer problema fue que Aurelio Iragorri, director de la U, no la incluyó como candidata en la terna entregada al presidente Iván Duque para que escogiera a uno de estos como candidatos para la terna a Defensoría. Ante el reclamo de 13 representantes, Iragorri le presentó el nombre de Martínez al presidente y este terminó escogiéndola como parte de la terna.

Sin embargo, esto no gustó en otro sector de la U e hizo que varios retiraran su apoyo y anunciaran su voto por Camargo. Sin siquiera los votos completos de su partido, Elizabeth Martínez renunció a la nominación y le abrió el camino para que el presidente Iván Duque nominara a Luis Fernando Fajardo como nuevo candidato.

Con información de El Espectador