Los amarraron en un poste por ser presuntos vendedores de drogas

Tibú, un municipio del Norte de Santander, vuelve a ser noticia por su manera particular de exponer a la luz pública a quienes cometen hechos delictivos. Quienes se encargan de ese cometido, en la mayoría de los casos, son los grupos al margen de la ley que buscan tener el control y el orden en la zona.

En esta oportunidad se viraliza el caso en donde disidencias del frente 33 las Farc agarraron a dos hombres y los amarraron en un poste, tras ser señalados de vender drogas en la jurisdicción.

Junto a los sindicados le dejaron un letrero en donde escribieron: “Son expendedores de drogas”. Además mencionaron a otras personas, de quienes aseguraron los tienen precisados como “objetivo militar”.

Hasta el momento, las autoridades no han hecho referencia a este caso que en el Catatumbo se ha vuelto común, como si se tratara de una forma de ejercer control y atacar los actos que afectan en bienestar de la comunidad.

Como se recordará, hace algunas semanas un caso similar se vivió en el municipio de El Tarra, donde el ELN capturó a dos ladrones de motocicletas y con un cartel a bordo los obligó a caminar amarrados por toda la localidad.