Los hermanos Francisco y Catalina Uribe Noguera fueron absueltos este lunes, 16 de diciembre, por el caso de violación, asesinato y encubrimiento del cuerpo de Yualiana Samboní.

El Tribunal Superior de Bogotá confirmó en segunda instancia la decisión. La Fiscalía no pudo demostrar que los dos hermanos de Rafael Uribe Noguera encubrieron el homicidio de la menor de seis años y ayudaron a la desaparición del cuerpo.

Tampoco se demostró que hubo manipulación del cuerpo de la niña ni que se usó aceite de cocina para limpiar las pruebas que apuntaban al menor de los hermanos  Uribe.

A la salida de la audiencia, Francisco aseguró que de tener más bienes para reparar a la familia de Yuliana, lo habría hecho.

Como se recordará, Rafael Uribe asesinó a la Samboní el 4 de diciembre de 2016 y se investigaba si sus hermanos tenían participación en el crimen.