La élite cordobesa genera polémica por boda durante el paro armado

En las últimas horas mediante las redes sociales circulan videos del pomposos matrimonio de Laura Camila Sotomayor y Ricardo Pimienta, que se llevó a cabo durante el fin de semana del paro armado del Clan del Golfo en la ciudad de Montería, el sur de Córdoba y el bajo Cauca por el bloque de Arístides Mesa Páez, como el detonante de la extradición de Dairo Antonio Úsuga, alias Otoniel.

No se hicieron esperar los comentarios y críticas del dichoso festejo de la élite conservadora que duró hasta altas horas de la madrugada en el Club Campestre del norte de la ciudad, en donde hicieron presencia el cantante Gusi, celebridades, políticos y un gran número de familias de la élite social cordobesa como a David Barguil, Fabio Amin, Erasmo Zuleta, Saray Robayo, Wadith Manzur, entre otros.

El hecho ha generado controversia debido a que ese día, el departamento de Córdoba estaba sitiado, amenazado y asesinaban comerciantes que no acataran el paro armado de las AUC, por lo que pedían solidaridad con las personas que habían perdido a sus seres queridos en combates o por estar en el lugar equivocado.

Todavía nadie entiende cómo se pudo hacer una fiesta en Montería con decenas de invitados custodiados por policías que supuestamente cuidaban las calles para proteger a la comunidad monteriana durante este sábado.

Cabe resaltar, que la noche del viernes pasado, el Deportivo Independiente Medellín canceló su viaje a la capital cordobesa, donde tenía programado un partido de la primera división del fútbol profesional con Jaguares, por considerar que no había garantías.

Las preguntas que rodean este suceso del fin de semana son: ¿Acaso el paro era para los más pobres y los del sur? ¿Qué dicen las autoridades militares y civiles? ¿Se pasaron por la faja a los del Clan del Golfo? ¿La supuesta ceremonia tenía permiso? ¿Será que este grupo armado está al servicio de esta élite privilegiada?

El paro armado del Clan del Golfo dejó más de 6 personas muertas y 180 vehículos atacados, la mayoría incinerados. Según el Ministerio de Defensa, el grupo armado, que se hace llamar Autodefensas Gaitanistas de Colombia, responsables del asesinato de al menos tres civiles, dos soldados y un policía en hechos registrados durante los tres días de ataques a 11 departamentos del país.