Un 16 de octubre de 1987 mediante resolución 003 emanada del Ministerio de Defensa Nacional fue activada la Décima Primera Brigada, unidad adscrita a la Séptima División del Ejército Nacional. Para conmemorar esta fecha, oficiales, suboficiales y soldados de la Brigada 11, en cabeza de su comandante, coronel Juan José Guzmán Ramírez, rinden homenaje con solemnes actos militares. 

Son 33 años trabajando por la seguridad y bienestar de los habitantes de la jurisdicción, la cual está integrada por 33 municipios de los departamentos de Córdoba, Sucre, Bolívar y Antioquia. En total son 21.105 kilómetros de área de responsabilidad, donde los soldados despliegan diferentes capacidades físicas y materiales para contrarrestar las acciones delictivas de Grupos Armados Organizados. 

La Décima Primera Brigada está conformada por tres batallones que desarrollan operaciones militares de manera sostenida en estas regiones; el Batallón de Infantería n° 33 “Batalla de Junín”, que adelanta operaciones de control territorial, seguridad y defensa de la fuerza en el área rural y urbana. Por su parte, el Batallón de Apoyo y Servicios para el Combate n° 11 Cacique Tirromé, dirige procesos logísticos y administrativos, entre ellos el manejo de la sección de transportes, el suministro del material de intendencia y alimentario; además de garantizar la seguridad y defensa del área urbana en Montería. 

El Grupo de Acción Unificada por la Libertad Personal (Gaula Militar), es una unidad altamente entrenada y capacitada en todos los campos para alcanzar con mayor efectividad la erradicación de los delitos de secuestro y extorsión en todas sus modalidades. Con el desarrollo de las diferentes operaciones militares que cubren la jurisdicción, la Brigada 11 ha debilitado de manera contundente y certera a los Grupos Armados Organizados, manteniendo el control del orden público, generando confianza entre los pobladores y consolidando este territorio como zona de paz y progreso. 

En lo transcurrido del año 2020 los soldados han logrado 255 capturas, destacando las de 22 cabecillas de estructuras criminales que delinquen en estas zonas del país. Entre otros resultados obtenidos, se ha incautado abundante munición y material de guerra, 24.3 kilogramos de clorhidrato de cocaína, cuatro menores han sido recuperados y cinco personas se han sometido a la justicia. Sumado al componente operacional, las tropas implementan actividades de Acción Integral en beneficio de las comunidades, especialmente de las más vulnerables. 

Ante la emergencia sanitaria presentada por el coronavirus durante el presente año, el Ejército Nacional puso en marcha la Operación San Roque, con el objetivo de apoyar a las autoridades civiles en la contención del virus y garantizar recursos esenciales para los menos favorecidos. Es así que la Décima Primera Brigada a través de sus unidades tácticas ha realizado la entrega de 76.233 ayudas humanitarias, 762.950 litros de agua potable y ha adelantado múltiples jornadas de prevención del COVID -19. Cabe resaltar, que dentro de la Acción Integral también están enmarcadas las jornadas de apoyo al desarrollo e interinstitucionales, mercados campesinos y ruedas de negocios, actividades que no se han llevado a cabo en el transcurso del 2020 teniendo en cuenta la situación de pandemia. 

Por otra parte, con el desarrollo de la Operación Mayor Artemisa que establece la protección del agua, biodiversidad y el medio ambiente, han sido reforestados 17.480 especies arbóreas en áreas de especial recuperación de los municipios de Cereté, Sahagún, Canalete, Chinú y Montería, en Córdoba; Majagual, San Marcos y Guaranda en el departamento de Sucre y San Juan de Urabá en Antioquia. 

Los soldados de la Décima Primera Brigada del Ejército Nacional continuarán trabajando articuladamente con las demás instituciones de la Fuerza Pública y autoridades civiles, con el fin de salvaguardar a la población que reside en los departamentos de Córdoba, Sucre, Bolívar y Antioquia, así como proteger sus recursos y los del Estado.

Comunicado de prensa.