Diógenes Orjuela, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), confirmó su apoyo a los docentes de Fecode, contra las medidas que implementa el Gobierno Nacional para el retorno a clases con alternancia, es decir virtuales y presenciales, a partir del mes de septiembre.

El líder sindical señaló que este todavía no es el mejor momento para el retorno a las actividades académicas, teniendo en cuenta el alto nivel de contagios que se presenta en algunas ciudades del país.

 “Respaldamos la decisión de desobediencia de Fecode, frente al retorno presencial de las clases de los niños de preescolar, básica y media, además de la alternancia planteada desde el Ministerio de Educación”, afirmó.

El dirigente dijo que el retorno a clases es un verdadero problema, ante el riesgo que los menores de edad resulten contagiados de la COVID-19.

“En el peor momento del crecimiento de la pandemia, de registro de personas que están falleciendo como consecuencia de la enfermedad, se pretende que los niños hagan este ejercicio”, indicó.

Señaló que «el retorno a clases riñe con la fórmula fundamental para evitar el contagio, que es el aislamiento social”, mientras agregó que es un riesgo no solo para los estudiantes, sino también para los docentes y los padres de familia.

Por su parte, el presidente de Fecode Nelson Alarcón, señaló que los docentes ratifican su decisión de no retornar a clases presenciales con alternancia en lo que resta del año 2020, mientras no se mejoren las condiciones de bioseguridad.