María del Pilar Bedoya Hoyos, es una artista nacida en la ciudad de Medellín, pero que reside en la ciudad de Toronto, Canadá, desde hace más de 8 años, lo que ha influenciado en gran medida el desarrollo de su obra, pues el estar en una sociedad tan ajena a la suya, ha despertado una gran cantidad de sensaciones que ha intentado plasmar a través de sus pinturas, las cuales parecen acercarse más a la figura o al rostro humano que a otra cosa, pero si se les mira con detenimiento, en realidad son el reflejo de imágenes mucho más profundas.

En las obras de esta artista se observa un claro alejamiento del impacto inmediato; más bien, son pinturas que nos hacen un llamado a la contemplación, el análisis y la reflexión, al detenerse, pues es necesario hacerlo para descubrir el mensaje que puede haber oculto en ellas, y sobre todo para vernos en él reflejados.

La artista demuestra además un gran interés por representar la figura humana, pero esta no la hace como una representación fidedigna del cuerpo, sino que sus cuerpos, sus rostros, siempre femeninos en esta exposición, son cuerpos y rostros que se nutren de una infinidad de sentimientos y emociones que son lo que realmente intentan ser plasmados.

Es decir, más allá, que pinturas de mujeres, son pinturas de la tristeza, el miedo, el dolor, la nostalgia, entre otras, aunque no como emociones negativas o limitantes, sino como emociones que si bien nos muestran la fragilidad humana, también nos revelan y enseñan qué tan fuertes podemos ser; es una exposición que aborda lo femenino desde el desbordamiento que a veces vemos en algunos rostros de algunas mujeres, pero que demuestra que detrás hay también un gran coraje y mucha sabiduría.
La talentosa artista plástica Pilar Bedoya este año participa en el Museo de la Universidad de Antioquia con sus obras. Pienso que su trabajo recupera estos precedentes que ubican a la mujer como protagonista, por fuera del arquetipo de la seducción para situarla en realidades complejas y en una ardua vida cotidiana.

Unas de las últimas participaciones de esta gran artista fue en el lll encuentro internacional de artistas en sucre, el pasado 12 de octubre en el teatro municipal de Sincelejo invitada por la directora Gina Torres de la Fundación Sucrea.

La directora del Canal Montevision la señora Maribel Vásquez Velásquez obtuvo en exclusiva una entrevista donde la gran artista le contó las experiencias y logros que ha obtenido a nivel nacional internacional.

M.V.V- Cómo surge su camino artístico?
PB/ crecí en una familia muy numerosa, siempre estuve rodeada de mis padres, mi hermano, mis abuelos, mis tíos y mis primos, la típica familia latina en donde el silencio no era muy habitual en mi vida.
Cuando me mudé a Toronto- Canadá, después de haber contraído matrimonio con un ser humano excepcional. StephenWeatherhead, de origen canadiense, hallé cosas nuevas y maravillosas, pero también encontré un mundo de silencio que no conocía, y ya esas risas y charlas familiares que en otrora tenía con mi familia, desaparecieron.
Un día en mi despertar como artista, me miré al espejo y ocurrió la magia cuando me encontré; supe que yo era mi verdadera y auténtica compañía de mis sueños, mis sentimientos y de toda mi emocionalidad. El silencio de mis días, se convirtió en mi gran amigo y en mi mayor felicidad, ya que a través de él, emergía mi musa que para siempre fue mi gran inspiración.
Es así cómo me gusta pintar lo que siento, pero también amo pintar los sentimientos y emociones que veo en los demás. Me gusta percibir, plasmar y trabajar esa parte psíquica del ser humano, la cual es tan grande y poderosa que me mueve intensamente en mi quehacer.
Realicé mis estudios básicos en el colegio Normal Antioqueña y en 1997 inicié mi carrera profesional en la facultad de derecho y ciencias políticas de la Universidad de Medellín, pero desde muy temprana edad pintaba junto a mi mentor, maestro y tío Jorge Gómez Silva, artista antioqueño fallecido en el año 2013.
Tengo muy gratos recuerdos de mi tío, quien estando en vida, manifestaba lo siguiente: «En su infancia se paraba al lado mío para verme pintar ella tomaba una hoja de papel blanco y un lápiz negro o de color, dibujaba un óvalo en el cual añadía las facciones obteniendo como resultado un rostro hecho por una infanta, de lo cual surgía un expresionismo maravilloso lleno de energía y vitalidad. Se deleitaba con la música desde la moderna, hasta el flamenco depurado por los gitanos de España».
He recorrido varias ciudades, entre ellas Nueva York, París, Roma y Florencia, donde realicé un análisis más profundo del arte en general, pasando por toda la historia del arte, hasta el arte actual. En este momento, utilizo la figura humana no como una referencia Anatómica o bella, sino como un medio de expresar mi sentir y mi espíritu.
En el año 2005 comencé mis clases de pintura formalmente. En el año 2010 me mudé a Toronto- Canadá realicé varios cursos, entre ellos: Figure and Portrait Painting, Painting the Clothed en Toronto School of Art con el artista Paul Robert Turner.

M.V.V- Cómo surge su camino artístico?
PB/ crecí en una familia muy numerosa, siempre estuve rodeada de mis padres, mi hermano, mis abuelos, mis tíos y mis primos, la típica familia latina en donde el silencio no era muy habitual en mi vida.
Cuando me mudé a Toronto- Canadá, después de haber contraído matrimonio con un ser humano excepcional. Stephen Weatherhead, de origen canadiense, hallé cosas nuevas y maravillosas, pero también encontré un mundo de silencio que no conocía, y ya esas risas y charlas familiares que en otrora tenía con mi familia, desaparecieron.
Un día en mi despertar como artista, me miré al espejo y ocurrió la magia cuando me encontré; supe que yo era mi verdadera y auténtica compañía de mis sueños, mis sentimientos y de toda mi emocionalidad. El silencio de mis días, se convirtió en mi gran amigo y en mi mayor felicidad, ya que a través de él, emergía mi musa que siempre fue mi gran inspiración.
Es así cómo me gusta pintar lo que siento, pero también amo pintar los sentimientos y emociones que veo en los demás. Me gusta percibir, plasmar y trabajar esa parte psíquica del ser humano, la cual es tan grande y poderosa que me mueve intensamente en mi quehacer.
Realicé mis estudios básicos en el colegio Normal Antioqueña y en 1997 inicié mi carrera profesional en la facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad de Medellín, pero desde muy temprana edad pintaba junto a mi mentor, maestro y tío Jorge Gómez Silva, artista antioqueño fallecido en el año 2013.
Tengo muy gratos recuerdos de mi tío, quien estando en vida, manifestaba lo siguiente: «En su infancia se paraba al lado mío para verme pintar, ella tomaba una hoja de papel blanco y un lápiz negro o de color, dibujaba un óvalo en el cual añadía las facciones obteniendo como resultado un rostro hecho por una infanta, de lo cual surgía un expresionismo maravilloso lleno de energía y vitalidad. Se deleitaba con la música desde la moderna, hasta el flamenco depurado por los gitanos de España».
He recorrido varias ciudades, entre ellas Nueva York, París, Roma y Florencia, donde realicé un análisis más profundo del arte en general, pasando por toda la historia del arte, hasta el arte actual. En este momento, utilizo la figura humana no como una referencia anatómica o bella, sino como un medio de expresar mi sentir y mi espíritu.
En el año 2005 comencé mis clases de pintura formalmente. En el año 2010 me mudé a Toronto- Canadá realicé varios cursos, entre ellos: Figure and Portrait Painting, Painting the Clothed en Toronto School of Art con el artista Paul Robert Turner.

M.V.V Cuáles han sido sus principales exposiciones?
PB / Hay una exposición que está muy arraigada a mí; en el 2014 realicé una exposición individual en el Hotel Portón Medellín, la cual fue titulada “Secretos del alma”. Gracias a ella, pude dar a conocer no solo mi trabajo, sino que también tuve la oportunidad de revelar a través de mis obras de arte, las emociones que me aquejaban por la muerte de mi tío Jorge Gómez Silva. En esta exposición, realicé un homenaje para mi maestro y padre espiritual, alguien que dejó huella no sólo en mi camino profesional, sino también en mi vida.
Quiero exaltar la pasión que siento al revelar en mis obras lo que ocurre en mi mundo interior, dando rienda suelta a todo aquello que me acoge y sensibiliza. Y es así que me inspira la vida como tal; los animales, la naturaleza, pero sobre todo mi eje central se radica en el ser humano, en su totalidad, sin temor a ver sus partes oscuras, sus miedos, sus sufrimientos; pero también sus alegrías. Mi arte expresa la humanidad desnuda, antagónica emocionalmente polarizada, es así que me interesa esa parte humana tal como es, sin cubrirla con una máscara donde solo vea lo que quiero ver.
Por todo ello, el significado de mi arte es un significado de fuerza y pasión. Este es un lenguaje único y propio; donde a través de él puedo dar a conocer esa parte sicológica que habita en la humanidad, en mi humanidad, y que puedo transmitirlo sin necesidad de usar mis labios y palabras; sino por medio de procedimientos visibles que se logran a través de diferentes técnicas como son el óleo, acrílico, el lápiz, carboncillo; técnicas que son evolutivas, ya que pueden tener transformaciones en el tiempo, pero siempre con la transparencia y claridad de ser personales y cuyos orígenes sólo surgen de mis necesidades de expresión.