El mundo entero está en vilo por la incertidumbre de que se desate una guerra de dimensiones mundiales entre Estados Unidos e Irán. El tema del bombardeo ordenado por el presidente Donald Trump a un convoy en el Aeropuerto Internacional de Bagdad, capital de Irak, en el que murió un alto general iraní ha desatado toda una polémica.

Mientras el ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Javad Zarif, describe el ataque como «un acto de terrorismo internacional», la Casa Blanca justifica el bombardeo al general iraní, quien sería el segundo más importante de la nación.

«El mundo es un lugar mucho más seguro hoy y los estadounidenses en la región están más seguros después de la muerte de Soleimani», asegura la Secretaría de Estado de EE.UU.

Lea también: Primeras consecuencias para Colombia tras bombardeo de Estados Unidos

El Gobierno de Norteamérica manifestó que el asesinato del comandante Qassem Soleimani se ejecutó debido a que estaban enterados de un ataque «inminente» del grupo que lideraba el general (los Quds), además que él habría sido el responsable del ataque el pasado martes a la embajada norteamericana en Bagdad y de otros ataque a estadounidenses en Irak.

Trump había manifestado el martes que no prevé ir a la guerra contra Teherán. «No veo que eso ocurra», dijo Trump desde su lugar de descanso en Florida cuando un periodista le preguntó sobre la posibilidad de que se desencadene una guerra con Irán. «Me gusta la paz», sostuvo.

Falta esperar las acciones que decida tomar luego de que el presidente de irán amenazara con «vengarse de todos los responsables» del bombardeo.

Lea también: Gustavo Petro habla de “tercera guerra mundial” tras ataque de EE.UU.