Juez concedió detención domiciliaria a Enrique Vives Caballero causante de la tragedia en Gaira

El Juzgado Tercero del Circuito de Santa Marta revocó la medida de aseguramiento en centro carcelario, proferida en septiembre por el Juzgado Primero Penal de Santa Marta y decidió, en segunda instancia, que el empresario Enrique Vives Caballero sea movilizado a su domicilio, en el marco del proceso en su contra por atropellar y provocar la muerte de seis jóvenes el pasado 13 de septiembre en el sector de Gaira, de la capital de Magdalena.

“Es procedente la detención preventiva del imputado, sin embargo debemos señalar que los fines constitucionales antes identificados, pueden ser igualmente salvaguardados a través de una medida menos lesiva de la libertad del imputado, como lo es la detención preventiva en su lugar de residencia”, dijo el juez Jairo Villalba en la audiencia de apelación de la defensa. “La prohibición contenida en el Código de Infancia y Adolescencia solo aplica en los casos en los que se acredite que el autor tenía conocimiento de la edad del sujeto pasivo, cuestión que claramente no puede ser asumida”, añadió.

Además señaló que la detención preventiva prevalece, a causa de la probabilidad de que con su libertad, Vives vuelva a conducir bajo los efectos del alcohol poniendo en riesgo la vida de más personas. “No es la primera vez que desatiende las prohibiciones de tránsito, tal y como lo reflejan los comparendos a su nombre”, sostuvo.

El juez, a su vez, rechazó la solicitud de nulidad de la defensa de Vives, la cual indicó que se le vulneraron sus derechos procesales y fundamentales cuando se dio su detención, además de prohibirle la atención médica. Así mismo, dio a conocer que se compulsarán copias a la Comisión de Disciplina Judicial para que lleve a cabo la supuesta comisión de conductas contrarias al código disciplinario por parte del abogado de Vives, Alex Fernández Harding.

“La conducta en cuestión sirve como indicador para intuir una actitud esquiva en el proceso. No compartimos las razones entregadas por el defensor para justificar las diversas dilaciones que se presentaron desde el momento de la captura, hasta la celebración de las audiencias”, afirmó el juez Villalba.