Por: J.J. Rubiano

El Tribunal Superior de  Bogotá ordenó la libertad inmediata de Wadith Velásquez y Jefferson Tocarruncho, agentes de la Sijín de la policía que investigaron el sonado caso de la ‘ñeñepolitica’.

Los agentes fueron vinculados a una investigación penal por cuatro delitos el año pasado porque supuestamente interceptaron ilegalmente los teléfonos de cinco policías en medio de la investigación que desató el escándalo.

Por ese hecho, la Fiscalía les imputó los delitos de violación ilícita de comunicaciones, utilización ilícita de redes de comunicaciones, falsedad ideológica en documento público y fraude procesal y un juez de control de garantías les impuso la detención domiciliaria. 

Por su parte el abogado Miguel Ángel del Río interpuso una acción de tutela asegurando que con esta decisión había vulnerado sus derechos fundamentales.

“La Fiscalía en abierta violación a los derechos del buen nombre, la presunción de inocencia y el debido proceso presentó en diferentes medios de comunicación los nombres y las fotografías de los nombrados informando sobre su captura”, precisa uno de los apartes de la decisión.

El Tribunal decidió “tutelar los derechos constitucionales al debido proceso y libertad” de los uniformados y tumbó las decisiones del 10 de junio y 13 de noviembre de 2020 en las que los juzgados 62 con función de garantías y 3 Penal del Circuito impusieron medida de aseguramiento contra los uniformados. 

Los agentes Velásquez y Tocarruncho “adelantaron las interceptaciones que pusieron en marcha las investigaciones que se adelantaron por los hechos conocidos como “la ñeñepolitica”.