Dicen que de los errores se aprende, pero esto no ocurre en todos los casos. Un ejemplo de ello es lo que sucedió en las últimas horas en Barrancabermeja, en donde un hombre violó la prisión domiciliaria para salir a robar.

Todo ocurrió en el barrio El Cerro Petrolero, en donde este sujeto despojó a una joven de su teléfono celular, y al cabo de unos minutos la comunidad lo retuvo y en medio de la furia, quemó la moto en la que él se movilizaba.

La situación produjo alteración al orden y la Policía intervino, al verificar al señalado el sistema arrojó que pagaba casa por cárcel por delitos cometidos hace cuatro años.

«La ciudadanía se percata del hecho delictivo cometido y retiene al sujeto al interior de un establecimiento comercial incinerando la moto donde se movilizaba. esta persona capturada tiene anotaciones judiciales por el delito de hurto y fue dejada a disposición de la Fiscalía General de la Nación», dijo el comandante de la Policía del Magdalena Medio, coronel Gustavo Martínez.