El denominado ‘Plan Pistola’ sigue cobrando vidas de uniformados de la Policía Nacional en el país. Este lunes fueron asesinados en Riosucio-Chocó, los patrulleros Harold David Puentes Rivero y Wiliam Eduardo Fuel Uribe, quienes patrullaban por la zona. 

El ataque se registró específicamente en el sector La Piscina, casco urbano de este municipio, lugar en donde los uniformados realizaban labores de control a bordo de la motocicleta oficial, y fueron interceptados por tres hombres armados que abrieron fuego en su contra. 

“El cobarde homicidio de los patrulleros Harold Puentes y William Fuel en Riosucio (Chocó) muestra la desesperación de estos delincuentes, que creen que asesinando policías los vamos a dejar de perseguir. Mi saludo solidario a las familias con la promesa de que no habrá impunidad”, dijo el director de la Policía Nacional, mayor general Jorge Luis Vargas. 

Con estas dos víctimas ya son seis los policías que han muerto producto del ´plan pistola’. Los otros cuatro fueron asesinados dos en Sucre, uno en Montería y otro en Caucasia. De manera extraoficial se habla de que esta ofensiva contra policías se da como retaliación por la muerte de combate de alias ‘Marihuana’, líder del ‘Clan del Golfo’.