A través de un comunicado de prensa la Policía Nacional informó que el funcionario adscrito al Gaula del departamento de Córdoba, quien fue tiroteado la noche del jueves, 3 de junio, en el municipio de Montelíbano, se encuentra estable.

Precisaron que el uniformado recibió dos lesiones por arma de fuego, por lo que fue remitido al hospital del referido municipio y posteriormente trasladado a Montería, donde los médicos lograron estabilizarlo.

En la misiva detallan que fueron dos sujetos los que ingresaron al establecimiento de licores, ubicado en el barrio Centro, se dirigieron al lugar en donde estaba el policía vestido de civil y le propinaron los disparos.

A través de un material audiovisual se puede observar el momento del ataque: los criminales se acercan a la barra del comercio y sin mediar palabra dispararon.

El oficial se percató de la situación rápidamente y salió corriendo a un extremo del comercio para resguardarse. Posteriormente los criminales echaron a correr y huyeron del sitio.

«La Policía Nacional dispuso de toda su capacidad de investigación criminal e inteligencia policial en el lugar de los hechos para identificar a los autores del delito. Para ello se realiza la verificación de cámaras de seguridad y entrevistas», indicaron en la misiva.

También reseñaron que este ataque pudiera estar relacionado a retaliación de grupos criminales por los recientes golpes que le han dado a las estructuras criminales que delinquen en el sur de la región cordobesa.

Se espera que en las próximas horas realicen un consejo de seguridad en Montelíbano, donde evaluarán la situación del orden público.

Por este hecho, se vivió horas de tensión y angustia tanto entre los habitantes como en el seno de la institución policial, donde en medio de la confusión del ataque varios policías habían dado por muerto al uniforme que afortunadamente se recupera de las heridas ocasionadas.