La Policía Nacional se encuentra de luto por el asesinato de su compañero de armas, el patrullero Mario Andrés Vallejos Peláez, de 38 años de edad, a quien le arrebataron la vida la mañana de este viernes, 22 de enero, cuando intentó frustrar un robo.

El funcionario se encontraba en el sector La Colinita, al sur de Medellín, cuando observó a dos sujetos en actitud sospechosa. Minutos después se percató de que intentaban robar a una mujer y decidió hacerle frente a los delincuentes.

En medio del procedimiento, el policía intentó requisar a los sujetos, pero los sindicados se zafaron del funcionario y en medio de la huida uno de ellos accionó un arma de fuego, hiriendo de gravedad al policía, quien murió a los pocos minutos.

general Pablo Ferney Ruiz Garzón, comandante Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, lamentó lo ocurrido con el uniformado quien llevaba 15 años en la institución. Aseguró que la institución está desplegada para dar con el paradero de los asesinos.

El alto oficial dijo que ofrecen  50 millones de pesos de recompensa para quien aporte información sobre el paradero de los responsables de este hecho.

 Las investigaciones se han enfocado en el sector entre el Bolo y la Jungla en límites entre los municipios de Itagüí y Medellín.