Una mujer identificada como Wendy Figueroa, de 31 años de edad, fue encontrada muerta juntos a sus dos hijos, a quienes presuntamente envenenó y luego se quitó la vida. El impactante suceso ocurrió el pasado sábado en la noche, dentro de la casa familiar, ubicada en el barrio Villa del Río, en el sur de Bogotá.

El tío de la fallecida, Germán Andrade, explicó que Figueroa dejó dos cartas donde explicó el motivo por el cual tomó la fatal decisión. En una de las cartas decía que había matado a sus hijos menores de edad al parecer por una decepción amorosa que había tenido con el padre de los menores del que se separó porque él tenía otra mujer.

Andrade habló ante los micrófonos de la emisora La Cariñosa, donde dijo que su sobrina dejó las cartas en el computador. Una estaba dirigida para otra hermana y la otra para él. “Ella estaba muy enamorada y al no poder arreglar su matrimonio prefirió matarse y llevarse con ella a los niños. El exmarido está mal por la muerte de sus hijos”, dijo Andrade.

Figueroa habría envenenado a sus dos hijos con cianuro y, posteriormente, ella también lo habría ingerido de acuerdo con la Fm.
Los cuerpos fueron trasladados a medicina legal para el proceso reglamentaria.