Hace pocos minutos se conoció sobre un robo frustrado que terminó con la muerte de uno de sus asaltantes en pleno centro de la ciudad de Montería.

Al comercio, ubicado en la calle 33 con carrera quinta, llegaron dos delincuentes que intentaron hacer de las suyas, pero testigos afirman que el dueño del establecimiento estaba armado y disparó presuntamente en defensa propia cuando los hampones quisieron agredirlo.

Uno de los sindicados en el intento de robo murió en el sitio producto de las heridas causadas, mientras que de su «compinche» se desconoce el paradero.

El fallecido quedó sobre su propio charco de sangre: vestía una camiseta tipo Polo, y un blu jean, tenis negros y una gorra color verde.

La zona se encuentra llena de decenas de curiosos, quienes quedaron impactados al escuchar las detonaciones.

Se espera por la llegada de la Policía para que traslade el cadáver a Medicina Legal e inicie las investigaciones en este caso.

Noticia en desarrollo…