El funcionario activo de la Brigada 11 que está siendo investigado por un homicidio ocurrido el 1 de enero en San Pelayo-Córdoba, se entregó a las autoridades.

De manera extraoficial se conoció que el militar, cuya identidad no ha sido revelada, llegó este 3 de enero junto a su abogado, para rendir cuentas ante la justicia. Quedó en libertad, pero vinculado al proceso.

A este uniformado se le investiga por haber presuntamente accionado su arma de dotación en contra del ciudadano Luis Fernando Rivera, de 36 años, causándole la muerte, hecho ocurrido en un estadero de la vereda Las Guamas.

El Ejército publicó un comunicado al respecto en el que explicó que el militar se encuentra actualmente en período de vacaciones y que al conocerse el hecho, de inmediato se articularon acciones con la Policía Metropolitana de Montería para tomar las medidas que correspondan.