El caso de Jessica Paola Torres ha causado repudio en Montería. Y es que esta joven contó a través de sus redes sociales, el abuso del que fue víctima en plena vía pública, específicamente en la avenida circunvalar entre calles 36 y 37, cuando un motociclista se acercó a ella y tocó sus partes íntimas. 

Torres, quien es abogada, explicó que ella se disponía a hacer sus ejercicios de rutina, cuando el hombre la sorprendió, pasó la mano por sus glúteos y rápidamente la deslizó hacia su zona “V”, hecho que asegura la dejó en shock, pero después pudo llorar y gritar para pedir ayuda, pero manifiesta que nadie la apoyó, por lo que el hombre se fue como si nada hubiese ocurrido. 

Posteriormente la joven trinó en su cuenta en Twitter palabras que han conmocionado a la capital cordobesa. “Vivir en una ciudad pequeña donde ya no puedas ni salir a hacer ejercicio, donde un hijo de la gran p*^#te tenga vigilada para tocarte y abusar de ti y quien sabe de cuantas más, hoy siento miedo de volver a salir sola, me siento sucia”, escribió. 

A este tweet reaccionó el coronel de la Policía Metropolitana, Wilson Armel Montenegro, quien le pidió a la víctima que estableciera contacto inmediato con él, para estudiar la situación y tomar las acciones que correspondan. 

Esta no es la primera vez que sale a la luz pública un hecho de asalto sexual en Montería, pues recordemos que hace un par de meses el secretario de Gobierno, Gabriel Moreno, advertía que aunque no había denuncias oficiales ante la Fiscalía, sí existían quejas ciudadanas sobre un grupo de mujeres que aseguraron haber sido objeto de vejaciones por parte de motociclistas, y hace poco más de un año una estudiante relató cómo tres hombres cometieron actos lascivos con ella a bordo de una unidad de Metrosinú repleta de pasajeros.