Las horas transcurren desde que se conoció sobre la masacre perpetrada la madrugada del domingo, 24 de enero, en Buga, Valle del Cauca, donde cinco jóvenes fueron asesinados, y todavía las autoridades no tienen esclarecido este hecho.

En declaraciones ofrecidas a Blu Radio, el director de la Policía Nacional, general Jorge Vargas, informó que por el momento no tienen pistas sobre los autores de la masacre, pero que sí tienen información que la están valorando.

En este hecho se hablaba sobre un supuesto secuestro que se le habría salido de las manos a los involucrados, pero el general dijo que “hay información de todo tipo que no la puede mencionar”. Apuntó que todas las líneas de acción son valoradas hasta el momento.

Como se recordará, las víctimas se encontraban en una finca en la zona rural de Buga,  específicamente en el corregimiento Cerro Rico, donde fueron sorprendidos por sujetos que dispararon contra los presentes por motivos que aún son materia de investigación.

Los fallecidos fueron identificados como Juan Jacobo Pérez, hijo del dueño de la finca; Juan Pablo Marín, Nicolás Suárez y Sara García, quien sería hija de uno de los médicos del Hospital Divino Niño; de la quinta víctima solo dijeron que se llamaba Valentina y tenía 17 años.

En el suceso dos personas resultaron heridas de gravedad, corresponden a los nombres de Ramiro Martínez y Santiago Tascón.

Todos los involucrados en esta masacre tenían edades entre 18 y 20 años.