Un tragedia se registró al interior de un Centro de Atención Inmediata (CAI), ubicado en el municipio de Ipiales, sur de Nariño, donde dos reclusos de nacionalidad venezolana resultaron muertos en hechos que son materia de investigación.

Según reseñan medios nacionales, basados en testimonios de habitantes del barrio Champagnat, entre los límites de Ecuador y Colombia, los reos  al parecer habrían protagonizado un motín para intentar fugarse.

En medio del desarrollo de la fuga, uno de los agentes aparentemente fue despojado de su arma de reglamento lo que habría originado un enfrentamiento entre los funcionarios y los reclusos que se encuentran allí, debido al hacinamiento que hay en la cárcel de Ipiales.

En medio de los disparos un agente resultó herido en una de sus manos, mientras que dos de los presos, identificados como Maicol Arteaga y Manuel Alejandro Alfonso, murieron en el sitio producto de las detonaciones que los impactaron.

El comandante de la Policía en Nariño, coronel Nelson Parrado, aseguró que el cuerpo técnico de investigación de la Fiscalía General de la Nación ya asumió las investigaciones para establecer realmente qué fue lo que sucedió.

Reseñan que los fallecidos estaban detenidos por los delitos de porte ilegal de armas y tráfico de estupefacientes.