Néstor Agámez, de 21 años, fue hallado en las últimas horas colgando de un árbol no muy alejado de su vivienda en el municipio de Lorica, en Córdoba.

El joven había salido de su casa el pasado 1 de mayo a una fiesta y nunca regresó, por lo que sus parientes iniciaron la búsqueda teniendo en cuenta que no era un comportamiento frecuente no llegar al hogar.

Familiares dudan de que se trate de un suicidio, pues afirman que Néstor no presentaba señales de depresión, aseguran que era alegre y no se explican cómo teminó en tales circunstancias.