“La Fiscalía con base en nuestra norma penal vigente, de acuerdo con el delito que fue imputado, que es el de ‘acceso carnal abusivo con menor de 14 años agravado’, solicitará ante el juez de conocimiento la imposición de una pena que va mínimo de los 16 años hasta los 30 años de prisión”.

Así a lo expresó a Noticias Caracol, Carmen Torres, directora de Seguridad Ciudadana de la Fiscalía General de la Nación.

Los siete militares implicados en el caso fueron enviados este viernes, 26 de junio, al Batallón Pedro Nel Gómez, en Bello-Antioquia, luego de que un juez ordenara su detención en una guarnición militar.

En este lugar hay un centro de reclusión militar avalado por el INPEC y el Ejército estudia si el traslado de las siete personas será por tierra o vía aérea, pero debe hacerse hoy mismo.

Al respecto Torres indicó que la Fiscalía pidió que fueran recluidos en un centro carcelario, sin embargo, su defensa que fuera en una guarnición, y el juez así lo aceptó.

“Nosotros solicitamos medida de aseguramiento en un establecimiento carcelario, pero la defensa hizo una petición para que el sitio corresponda a una guarnición militar y es avalada por el juez”, detalló.

Cabe recordar que estos siete militares, a quien el fiscal general de la Nación definió como unos «bandidos que mancharon su uniforme», confesaron lo que ocurrió con la comunidad de la etnia embera chamí, en Risaralda.