No solo la violencia se vio reflejada con la quema del Palacio de Justicia en Tuluá, sino que la muerte también dijo presente con el asesinato del estudiante de derecho de la Universidad del Valle del Cauca (Uceva), Camilo Andrés Arango, de 18 años de edad.

El joven fue atacado con arma de fuego, pero hasta el momento el caso es materia de investigación para determinar responsabilidades en este crimen que fue perpetrado en medio de los desmanes y enfrentamientos con funcionarios del Esmad en esta zona del Valle del Cauca.

Jorge Antonio Urquijo, comandante del Departamento de Policía del Valle, indicó que Arango fue herido alrededor de las 10:00 de la noche del martes, 25 de mayo, por lo que fue trasladado a la Clínica San Francisco, donde certificaron el deceso.

El alto funcionario policial dijo que Arango habría sido atacado a unas cuadras de donde se presentaron los hechos vandálicos, cerca del Palacio de Justicia, sobre la carrera 30 con calle 29, en el sector del río.

Por este hecho, se pronunció la Universidad donde el joven se formaba académicamente: lamentaron lo ocurrido y rechazaron los actos vandálicos que le roban la paz a la ciudadanía.

La institución universitaria instó a las autoridades a esclarecer prontamente las circunstancias y responsables de la muerte del estudiante.