Unos 200 habitantes del corregimiento Arroyo Hondo, en el municipio de Purísima, decidieron tomar justicia por mano propia luego del incidente ocurrido este jueves en ese sector donde un pequeño de seis años perdió la vida al ser impactado por una bala.

La comunidad enardecida e indignada por el caso se trasladó la noche de ayer hasta la finca donde se registraron los hechos y aprovechando que el dueño se dio a la fuga sacaron todas sus pertenencias y le prendieron fuego a la vivienda.

El niño, que fue identificado como Jesús David Babilonia, perdió la vida luego de entrar con otros niños al predio para coger mangos pero el dueño del inmueble buscó alejarlos haciendo disparos al aire, impactando uno de los proyectiles al menor.

Las autoridades adelantan las investigaciones pertinentes para dar con el paradero del presunto responsable de este homicidio. El comandante de la Policía de Córdoba, coronel Gabriel Bonilla González, dio declaraciones sobre el caso.