La búsqueda terminó en muerte. Desde el pasado 25 agosto, un hombre era buscado por sus parientes, tras salir de su casa en la vereda El Tributo con destino a una cancha en Nuevo Granado, pero su objetivo no fue concretado: no llegó al lugar ni regresó a su casa.

Desde ese entonces la angustia y el temor mantenía en alerta a los parientes que activaron una extensa búsqueda que quedó paralizada cuando en horas de la tarde del miércoles, 28 de agosto, fueron notificados que el hombre había aparecido sin vida en una represa en San Antero.

El infortunado, quien fue identificado por fuentes policiales como Rafael Cuadrado Correa, aparentemente también tenía planeado ese mismo día cobrar unos trabajos de carpintería que había hecho ese día en la mañana.

El cuerpo fue trasladado a las instalaciones de Medicina Legal, donde determinarán la causa de muerte, mientras los uniformados policiales iniciaron las indagaciones en su entorno social y familiar para determinar responsabilidades.