En medio del aislamiento a causa de la pandemia de la COVID-19, los casos de violencia intrafamiliar se han incrementado, y Córdoba no escapa de este escenario. La Policía ha informado que en lo que va corrido de este año, 13 personas han sido capturadas gracias a información proporcionada por la Red de Participación Ciudadana. 

Los procedimientos policiales se han llevado a cabo en distintos municipios del departamento y los últimos seis de ellos se dieron en Momil, Tierralta, Valencia y La Apartada, momentos en que los uniformados se encontraban realizando actividades de control, y fueron informados de los casos de violencia, activando la estrategia “Patrulla en Casa”, diseñada para la prevención de la violencia de género y protección a la mujer. 

Los capturados fueron dejados a disposición de la fiscalía General de la Nación, y deberán responder por el delito de violencia intrafamiliar, en tanto que las víctimas tuvieron que ser trasladadas a centros asistenciales de salud, donde son valoradas por personal médico.