El capturado sería el responsable de articular la parte logística, financiera y de narcotráfico de las subestructuras Rubén Darío Ávila y Uldar Cardona Rueda de este GAO

Tropas del Ejército Nacional, en desarrollo de operaciones coordinadas e interinstitucionales con la Policía Nacional y el CTI de la Fiscalía General de la Nación, en atención a las recomendaciones de la alerta temprana n° 026 de 2018 de la Defensoría del Pueblo, propinaron en las últimas horas un contundente golpe al grupo armado organizado Clan del Golfo, en el departamento de Córdoba.

La operación, que se realizó en el área urbana del municipio de San José de Uré, permitió la captura de alias el Viejo Cheja, presunto cabecilla de narcotráfico de la subestructura Rubén Darío Ávila y sobre quien existía una orden de captura por el delito de concierto para delinquir.

Según las autoridades competentes, alias el Viejo Cheja tendría como área de injerencia la zona rural de los municipios de Montelíbano, San José de Uré y Puerto Libertador, Córdoba, donde sería el encargado de la compra de pasta base de coca y de los insumos para la fabricación de la misma. Además, es sindicado de planear y dirigir el transporte, comercialización y entregas de esta sustancia ilegal. 

Entre otras de sus actuaciones criminales estaría la imposición de cuotas extorsivas a las empresas mineras Cerro Matoso y Minerales Córdoba, y presuntamente fungía como cabecilla visible y con mayor contacto comercial con la población que cultiva la hoja de coca en este sector del departamento.

Por otra parte, es señalado de financiar las acciones delictivas que se vienen presentando en la zona de La Caucana, jurisdicción del municipio de Tarazá, Antioquia, donde existe una confrontación armada entre integrantes de la subestructura Rubén Darío Ávila del GAO Clan del Golfo y el GAO Caparros, en disputas por rutas de narcotráfico y zonas de producción de pasta base de coca.

Con este resultado se afecta el subsistema financiero del grupo armado organizado Clan del Golfo, logrando debilitar sus fuentes ilícitas de financiación, lo que genera un ambiente de tranquilidad en la región. 

El Ejército Nacional seguirá desplegando operaciones militares en el departamento de Córdoba, con el fin de contrarrestar cualquier acción criminal que las estructuras ilegales pretendan adelantar para desestabilizar la seguridad y bienestar de sus habitantes.