El dolor se encuentra latente en el oriente de Cali, donde fue localizado el cuerpo sin vida de una menor de 9 años, quien presentó signos de tortura.

Se conoció que la pequeña Sally Lucía salió de su residencia, ubicada en el barrio Comunero 1, para jugar con unos amiguitos en horas de la mañana del miércoles, 9 de junio, pero no regresó a su vivienda.

La angustia y el desespero se apoderó de los parientes. Al día siguiente cuando los parientes se disponían a colocar la denuncia recibieron la peor noticia: la menor fue hallada muerta en un cañaduzal cercano a su casa.

Gerardo Solís, líder de la comunidad y familiar cercano de la víctima, informó que los padres de la menor se percataron de la ausencia cuando iban a dormir.

Desde ese entonces lo peor pasaba por sus mentes, precisó el líder, quien indicó que la niña presentó señales de abuso y tortura en diferentes partes del cuerpo.

El cadáver fue trasladado a Medicina Legal para la autopsia reglamentaria. Las autoridades iniciaron las investigaciones en este lamentable caso.