Las investigaciones realizadas, hasta el momento, por los funcionarios a cargo del caso correspondiente a la bolsa hallada con restos óseos detrás de la Terminal de Pasajeros de Montería, arrojaron que dentro del paquete había prendas femeninas, un cráneo y abundante cabello.

Funcionarios policiales presumen que se trate del cadáver de una mujer, a quien aparentemente pudieron haber descuartizado y posteriormente la llenaron de cal para evitar que el hedor saliera a flote rápidamente.

Como se recordará, la bolsa con los restos fue localizada la tarde del viernes, 18 de octubre, por operarios que se encontraban realizando trabajos de saneamientos en el canal de aguas que limita con los fondos de la terminal.

Lo extraño del paquete alertó a los presentes, quienes de inmediato notificaron a los organismos policiales que resguardaron la escena hasta la llegada de los peritos.

Horas más tardes, lo que hasta hora es considerado por las autoridades como sólo restos óseos, fue trasladado a las instalaciones de la medicatura forense para determinar a ciencia exacta a qué o quién corresponden los huesos localizados.