Tendrían una fuerte condena según fiscal delegada


Este miércoles, 24 de junio, todo el país conoció la triste noticia sobre la violación de una niña indígena del pueblo emberá-chamí en el departamento de Risaralda. Este caso conmocionó al país y generó el repudio de todos los colombianos.

Nueve militares son investigados por este hecho, según el alcalde de Pueblo Rico, en Risaralda.

Carmen Torres, fiscal delegada para la Seguridad Ciudadana, reveló la condena que podrían pagar los uniformados. Aunque apuntó que se está investigando si la pequeña fue secuestrada por los militares, lo que aumentaría la pena.

«Estaríamos frente al delito de acceso carnal violento agravado porque es con una niña que no tiene todavía 14 años y la pena sería entre los 16 y 30 años de prisión», mencionó la fiscal.