Luego de cinco años del estremecedor crimen cometido contra Jairo Zapa Pérez, ocurrido el pasado 27 de marzo de 2014, se conoce sobre la primera sentencia judicial por este caso, donde Joyce Hernández, confeso asesino, debe pagar 23 años de prisión.

La audiencia de verificación del preacuerdo que Hernández había firmado con la Fiscalía General de la Nación la realizaron el jueves, 11 de octubre se realizó en el Palacio de Justicia. Allí, en el acto jurídico quedó establecido los años de cárcel, además el sindicado por la muerte debe pagar una multa de mil salarios mensuales legales que estén en permanente vigencia.

Todo el proceso se desarrolló sin la presencia física de Hernández, a quien el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) le negó la salida, alegando que no había garantías para el traslado.

El sentenciado compareció virtualmente y pidió perdón a la familia de la víctima: “Vengo a ofrecer disculpas a la viuda de Jairo Zapa por mi delito, por haberle quitado la vida y dejarla sin esposo. Deseo pedirles perdón a sus hijos sinceramente porque tenía sus argumentos para ser buen padre, buen esposo y buen hijo”, dijo.

En dicho preacuerdo también quedó establecido los delitos de desaparición forzada y homicidio agravado que Hernández reconoció cuando firmó el acta jurídica del acuerdo con la Fiscalía.

Como se recordará, este caso se mantiene latente en la colectividad cordobesa desde hace cinco años, cuando se supo de la muerte de Zapa, exdirector de regalías de Córdoba, quien fue asesinado en incinerado en una finca de la región del San Jorge.