Durante un arduo operativo realizado la mañana de este miércoles, 13 de enero, la Policía de Barranquilla capturó a tres hombres que estarían relacionados en el atentado con granada ocurrido la tarde del martes en el centro de la ciudad.

El operativo lo realizaron los uniformados en la carrera 33 con calle 37, barrio San Roque, cerca de donde ocurrió la explosión que dejó a 14 personas heridas. Todas se encuentran hospitalizadas bajo observación médica.

Las capturas se realizaron cerca de donde se suscitó la tragedia. Sobre el procedimiento la Policía aún no ha emitido un pronunciamiento en donde identifiquen a los detenidos e indiquen la relación que pudieran tener con el hecho que ha causado conmoción en esa ciudad.

Hasta el momento, por este suceso las autoridades manejan como hipótesis que el atentado está relacionado con el cobro de extorsiones a los comerciantes de esa zona, donde en su mayoría se dedican a reparar vehículos y ventas de repuestos.

Otro explosivo

En medio de este procedimiento, la Policía recibió una llamada donde los alertaban de un presunto explosivo que habían dejado en un establecimiento comercial, ubicado en la carrera 46 con calle 65.

El grupo antiexplosivo acudió al sitio y comprobó que si se trataba de un objeto detonante, el cual fue retirado para ser analizado.

«Estamos atentos a todas las llamadas de la comunidad y las agradecemos. Por el momento podemos decir que la situación está controlada y no hay ningún riesgo. Fue dejado en la puerta de un establecimiento de prendas industriales de vestir. El dueño llegó y lo encontró pegado a la puerta, por lo que llamó a las autoridades», dijo el comandante de la Policía Metropolitana, general Diego Rosero.