Enredado entre unas ramas muy cerca del lugar donde fue vista por última vez con vida, fue encontrado el cuerpo de Wendy Hernández Díaz, la joven de 17 años, que fue arrastrada por el río Sinú en el municipio Lorica, el pasado miércoles, 24 de febrero. 

Hernández Díaz se estaba dándose un baño en el afluente en compañía de unos amigos, cuando de un momento a otro al parecer sufrió calambre y la corriente se la llevó impidiéndole salir con vida nuevamente a la superficie. 

Esto ocurrió en el sector Cotocá y allí mismo fue encontrado su cadáver. 

El llamado de las autoridades sigue siendo a la prudencia para que la ciudadanía evite usar el río como un balneario, pues no está apto para ello. Con Wendy Hernández ya son cinco los menores de edad que fallecen por inmersión en Córdoba, en lo que va de año.