Un hecho aberrante mantiene indignados a los habitantes del Valle de Aburrá, donde una niña de 11 años de edad fue vilmente engañada para ser secuestrada y posteriormente abusada sexualmente.

Se conoció a través de medios nacionales que la menor fue contactada por un hombre  a través de Instagram, donde le pidió que saliera de su residencia, ubicada en el barrio Robledo  en Medellín y que se dirigiera al municipio de Bello.

La niña accedió a la petición y se movilizó en un taxi. Al llegar al punto de encuentro fue trasladada a una vivienda del barrio La Gabriela, donde permaneció secuestrada y violada durante dos días.

La Policía mediante trabajos de investigación rescató a la infante luego de una revisión de las cámaras de seguridad y la ubicación del taxista que la transportó y quien, precisamente, ayudó a identificar la zona del plagio.

El sindicado por el hecho fue capturado. Los habitantes de la zona intentaron tomar la justicia en sus propias manos al enterarse de lo sucedido.

El coronel Camilo Torres, subcomandante de la Policía Metropolitana, indicó que también fue capturada  una mujer .

Los implicados identificados como los hermanos Juniño Lara, de 24 años de edad, y Melissa Viloria, de 30 años, fueron puestos a disposición de la Fiscalía General de la Nación por los delitos de secuestro simple agravado y acceso carnal con menor.