Una mujer identificada como Gisela Juley Ramírez Álvarez, de 36 años de edad, fue asesinada de varias puñaladas el pasado viernes, dentro de un hotel ubicado en Calarcá, Quindió.

Las investigaciones dan cuenta que cerca de las 10:30 de la noche del pasado jueves, la fémina ingresó con el presunto agresor al cuarto del hotel. En la mañana del viernes el presunto victimario  se marchó del cuarto y le notificó a la administradora del lugar que la dama se quedaría durmiendo.

Con el pasar de las horas, la empleada del lugar intentó avisarle a Ramírez sobre el tiempo de estadía, pero no respondió al llamado.

El personal de  seguridad se vieron obligados a forzar la puerta para verificar que era lo que estaba pasando: una escena sanriente fue lo que hallaron dentro del cuarto. La mujer estaba sin vida con algunos golpes puñaladas  en su cuerpo y un lazo atado al cuello.

El Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) continuará con las labores pertinentes para dar con el paradero del presunto homicida.