Un taxista identificado por las autoridades policiales como Walberto Antonio Buelvas Domínguez, de 40 años de edad, fue asesinado en la ciudad de Barranquilla en medio de un ataque que iba dirigido a un pasajero que se disponía a dejar cuando la criminalidad dijo presente.

Se conoció que el conductor se detuvo en la entrada a la urbanización Caribe Verde, donde dos sicarios en moto sorprendieron al cliente, identificado como Miguel Antonio Foronda Hernández, de 50 años de edad.

El pasajero murió en el lugar producto de los múltiples disparos que recibió. Uno de los proyectiles, denominado bala perdida, impactó la humanidad del profesional del volante.

De inmediato, el taxista fue trasladado al P.A.S.O. El Pueblito, donde le brindaron los primeros auxilios. Posteriormente fue remitido a la Clínica Adela de Char, donde no soportó la herida causada y murió minutos después.

Sobre el pasajero asesinado la Policía precisó que tenía anotaciones por invasión de tierras, porte ilegal de armas de fuego y lesiones personales.

Las autoridades se desplegaron por la zona minutos después de conocerse sobre los crímenes y lograron capturar a Camilo Andrés Romero Osorio y Dubán Felipe Samper Villalobos, quienes son sindicados como responsables en estas muertes y además le figuran otros delitos como hurto, concierto para delinquir, fuga de preso, uso de documentos falsos y homicidio.