El reloj marcaba las 6:00 de la tarde del lunes, 1 de febrero, cuando el ruido de unos disparos alarmó a los jóvenes que se encontraban en el polideportivo del barrio San Francisco, municipio de Momil, donde fue asesinado de seis disparos un hombre quien era conocido con el apodo de “El Lacho”.

La víctima, quien se encontraba disfrutando de un partido de fútbol, fue interceptada por dos sujetos que aparentemente llevaban minutos sentados en las mismas bancas. Uno de ellos se le acercó y sin mediar palabra le propinó varios disparos en diferentes partes del cuerpo y luego huyeron a bordo de una motocicleta.

El infortunado murió en el sitio. El cadáver quedó en las gradas del centro de esparcimiento y recreación deportiva, a la vista de decenas de moradores que se acercaron a avistar la tragedia, tras escuchar los disparos.

Al sitio acudió una comisión policial que identificó a la víctima como Lácides Serrano Ávila, de 25 años de edad, de quien dijeron tenía anotaciones por tráfico de drogas y además tenía antecedentes judiciales por hurto y concierto para delinquir entre el 2017 y 2019.

El cadáver fue trasladado a la morgue de la localidad. Los investigadores a cargo del caso adelantan las indagaciones para determinar responsabilidades en este hecho sangriento que podría estar relacionado con disputas por el control del territorio.