Uno de las personas que había quedado herida durante el ataque a bala perpetrado la madrugada de este domingo, en zona rural de Buga-Valle del Cauca, falleció en el transcurso del día, razón por la que el número de víctimas de esta masacre se elevó a cinco.

La información fue confirmada por las autoridades, mismas que realizaron un consejo de seguridad en la zona, a cuyo termino informaron que junto con la Alcaldía municipal y la Gobernación del Valle del Cauca, se ofrece una recompensa de hasta 200 millones de pesos por información que le permita a la Fuerza Pública la captura de los responsables de este crimen.

El general Eduardo Zapateiro, comandante del Ejército Nacional y el mayor general, Jorge Luis Vargas Valencia, director general de la Policía Nacional, enfatizaron que la Fuerza Pública trabajará de manera coordinada para capturar a los responsables y llevarlos ante la justicia.

“El Gaula militar del Valle coordinará con el Gaula de la Policía Valle, para poder trabajar de manera conjunta, coordinada, y así poder dar golpes certeros a toda tipo de inestabilidad como la extorsión, el boleteo y el secuestro; finalmente el Ejército continuará desarrollando operaciones en profundidad en el área rural para golpear a los GAOs y los GDO”, explicó el general Zapateiro.

De igual manera, se informó que en la zona ya se encuentra un equipo conjunto conformado por las tropas del Ejército destacadas en el sector de Buga, integrantes de Carabineros e investigadores de la Dijin y de la Fiscalía.

Este quíntuple homicidio ocurrió en momentos en los que un grupo de jóvenes compartía en la finca Villa Maga. Todos los infortunados son menores de 20 años.

De acuerdo a información extraoficial, se supo que los cuerpos fueron encontrados al interior de un jacuzzi, y que uno de los gatilleros dejó su teléfono olvidado en la escena del crimen, lo que podría ser el principal indicio para ubicarlo a él y al resto.