El Juzgado Octavo Penal Especializado de Bogotá avaló el preacuerdo entre la Fiscalía y el patrullero Juan Camilo Lloreda, uno de los policías que participó en el crimen del estudiante de derecho Javier Ordóñez, ocurrido el 9 de septiembre de 2020 en el CAI Villaluz en el noroccidente de Bogotá.

Este preacuerdo contempla que el patrullero Juan Camilo Lloreda pagará una pena de 20 años de prisión y multa de 1.500 salarios mínimos mensuales legales vigentes.

Las pruebas recopiladas por la Fiscalía indican que los dos policías realizaron un procedimiento frente al conjunto residencial en el que vivía Javier Ordóñez, tras un incidente lo llevaron hasta el CAI y allí lo sometieron a puños y patadas hasta que le estallaron la vejiga lo que le provocó una hemorragia interna, según el dictamen de Medicina Legal.

Lloreda admitió los delitos de homicidio y tortura agravados. Colaborará con el pleno esclarecimiento de lo ocurrido, además se comprometió a realizar un acto público de perdón dirigido a las víctimas como componente de reparación y muestra de arrepentimiento.

La condena se hará oficial el próximo 27 de abril.