En contra de todas las medidas de bioseguridad que han sido establecidas por el Gobierno a través del Ministerio de Salud, un jardín infantil ubicado en la localidad de Usaquen, en Bogotá, estaba dando clases presenciales.

De acuerdo al reporte oficial, vecinos de las instalaciones de la casa educativa, reportaron la situación a las autoridades, por lo que una comisión de la Policía Metropolitana llegó al sitio y encontró a seis menores dentro.

El sitio fue cerrado obedeciendo a la violación del decreto distrital 169 de 2020, artículo 92, numeral 4, Ley 1801 de 2016.

Hasta la fecha, la Alcaldía de Bogotá no ha dado autorización para el retorno a clases presenciales, sobre todo porque es la región del país con mayor afectación por la COVID-19, razón por la que la orden nacional, es continuar con el modelo de educaciób virtual.