Luego de que la vicepresidente de Colombia, Marta Lucía Ramírez, se pronunciara por la carta que el Gobierno venezolano envió a la ONU solicitando investigar la violencia en la frontera y acusara fuertemente al presidente Nicolás Maduro de apoyar el narcotráfico, su homóloga de Venezuela Delcy Rodríguez le dio ‘sopa y seco’.

Rodríguez, a través de su cuenta en Twitter, tildó a Marta Lucía Ramírez de descarada por afirmar que el gobierno de Maduro ha sido cómplice de las Farc y el ELN en sus negocios ilegales. Pero la piedra fue que la venezolana le recordó a Ramírez que su hermano fue precisamente condenado en EE.UU. por tráfico ilegal de estupefacientes.

«La palabra descaro lleva su nombre @mluciaramirez /Ud, directamente involucrada con familiares narcotraficantes, que ejerce la narco política y se afianza en el paramilitarismo colombiano, no tiene la catadura moral para la nombrar siquiera a la hija digna de Bolívar: Venezuela!», trinó Rodríguez.

En redes sociales se ha vuelto tendencia Marta Lucía por cuenta de usuarios que cuestionan que la funcionaria del gobierno de Iván Duque no tiene moral para hablar de narcotráfico cuando fue ella quien pagó la fianza por su hermano y todo lo mantuvo oculto hasta hace poco cuando reconoció el penoso caso.