Las tensiones entre israelíes y palestinos se intensificaron cuando militantes palestinos en Gaza dispararon cientos de cohetes contra Israel, que respondió con ataques aéreos intensos en el enclave costero, mientras los disturbios se extendían a ciudades y pueblos más allá de Jerusalén.

Mientras ambas partes intercambiaban ataques aéreos el martes por la noche, el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, se dirigió a la nación desde Tel Aviv y dijo: «Estamos en medio de una operación importante».

Los bombardeos israelíes en Gaza han dejado al menos 48 muertos, incluidos 14 niños, según funcionarios de salud palestinos. También dijeron que 220 personas habían resultado heridas, hasta el martes por la noche. El ejército israelí dijo que había matado a más de 15 militantes.

Militantes palestinos dispararon cohetes hacia Tel Aviv en las primeras horas del miércoles por la mañana. Se podían escuchar sirenas advirtiendo de un ataque inminente alrededor de las 3 am hora local. No estaba claro de inmediato si hubo víctimas.

El ejército israelí dijo en una sesión informativa matutina el miércoles que un total de cinco civiles israelíes han muerto desde el inicio del violento intercambio de cohetes y ataques aéreos entre Gaza e Israel a principios de esta semana.

Los cinco murieron debido al lanzamiento de cohetes desde Gaza: dos murieron en Lod, dos en Ashkelon y uno en Rishon LeZion. Además hubo más de 200 civiles israelíes heridos, agregó el portavoz de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI).

Un equipo de CNN escuchó al menos 50 explosiones en la ciudad costera cerca de Gaza, y también se informó de disparos de cohetes en la ciudad de Ashdod. Al menos 17 civiles israelíes han sido atendidos por heridas causadas por ataques con cohetes, dijo el ejército.

Se desploma un edificio de 13 pisos

Una torre de 13 pisos en Gaza se desplomó el martes por la noche después de ser impactada por un ataque aéreo israelí, lo que provocó promesas de represalia por parte de los militantes.

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) dijeron en un comunicado que en varios pisos del edificio había oficinas utilizadas por Hamas, incluidas las oficinas de inteligencia de su ala militar, y una unidad de investigación y desarrollo que trabaja con cohetes.

Las FDI también dijeron que proporcionaron «advertencia anticipada a los civiles en el edificio y les brindó tiempo suficiente para evacuar el sitio».

Hay informes de que una persona en una calle cercana resultó herida en el derrumbe del edificio.

Hamas y la Yihad Islámica prometieron el lanzamiento de cohetes contra Tel Aviv como represalia, y poco antes de las 9 pm local (2 pm ET) sonaron las sirenas en toda la ciudad y los pueblos circundantes.

Las Brigadas Izz ad-Din al-Qassam, el ala militar de Hamas, dijeron más tarde que el grupo militante había atacado Tel Aviv con 130 cohetes el martes por la noche, se lee en un mensaje compartido en WhatsApp.

Siete personas, incluido un niño de 5 años, resultaron heridas cuando un cohete impactó un autobús en Holon, al sur de Tel Aviv, según medios israelíes.

Sin señales de desescalada

En los últimos dos días, Hamas y la Yihad Islámica en Gaza han disparado al menos 500 cohetes contra Israel, forzando el cierre del principal aeropuerto internacional israelí, Ben Gurion, a unos 15 kilómetros al este de Tel Aviv.

Los militantes dicen que se trata de una respuesta a las acciones de la policía israelí que disparó granadas paralizantes dentro de la mezquita Al Aqsa en Jerusalén, uno de los lugares más sagrados de la ciudad, el lunes por la mañana.

Cientos de palestinos fueron atendidos en hospitales después de los enfrentamientos subsiguientes con la policía israelí, en los hechos de violencia más graves registrados en la ciudad en semanas.

«Tenemos derecho a responder a la ofensiva israelí y proteger los intereses de nuestro pueblo mientras la ocupación israelí continúe la escalada», dijo Hamas en un comunicado.

El ejército israelí había llevado a cabo más de 150 ataques en Gaza hasta el martes por la tarde, según un portavoz militar. Israel también había llamado a 5.000 soldados de reserva al servicio activo para «mejorar» su operación en Gaza, añadió.

Se informó de varias muertes en los ataques en Beit Hanoun, en el norte de Gaza. Entre ellos se encontraban Amira Abdel-Fattah, de 57 años, quien murió en su apartamento junto con su hijo con necesidades especiales, Ibrahim al-Masri, de 11 años, y su hermano Marwan, de 7, dijo el Ministerio de Salud palestino. El ejército israelí dice que está investigando.

Un hombre palestino en Gaza le dijo a CNN por teléfono que los sonidos de los ataques israelíes durante la noche del lunes, así como el sonido del lanzamiento de cohetes, habían sido «horribles».

El hombre, que se negó a ser identificado, describió un clima de ira en Gaza por los recientes eventos en Jerusalén. «Es el hecho de que los israelíes atacaron Al Aqsa, durante el Ramadán, mientras la gente rezaba» lo que ha irritado a la gente, dijo.

El hombre agregó que las acciones de Israel solo envalentonarían el apoyo a Hamas, y que creía que los militantes deberían continuar disparando cohetes.

Mientras tanto, los ciudadanos árabes de Israel se manifestaron el lunes por la noche y el martes en las calles de varias ciudades y aldeas israelíes, incluidas Haifa y Lod, en solidaridad con los palestinos en Gaza y Jerusalén.

En Lod, un árabe-israelí de 25 años fue asesinado a tiros por un residente judío de 34 años que dijo que respondía a las piedras que le arrojaban. Dos personas fueron arrestadas en relación con ese incidente, dijo la policía.

La policía israelí dijo que alrededor de 150 manifestantes violentos habían sido arrestados en varios lugares. Los agitadores arrojaron piedras a los automóviles que pasaban, atacaron a los conductores, bloquearon las carreteras y encendieron árboles, neumáticos y un automóvil, según la policía.

Con información de CNN.