23 personas han muerto y más de 70 han resultado heridas tras derrumbarse la viga de un puente del metro de Ciudad de México en la noche del lunes.

Se trata de la mayor tragedia en la ciudad desde el terremoto de 2017.

Alrededor de las 10:25 de la noche, la estructura que soportaba uno de los tramos exteriores de la línea 12 del metro se desplomó sobre una de las principales arterias al sureste de la capital.

“Una trabe [viga] se venció en el momento en el que iba pasando el tren”, explicó la jefa de Gobierno de la capital mexicana, Claudia Sheinbaum, desde el lugar del suceso hacia la medianoche. 

La mañana de este martes Sheinbaunm ha pedido desde la conferencia matutina del presidente evitar especulaciones y esperar el resultado del peritaje externo sobre el accidente.

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha prometido que la investigación se llevará a cabo “sin miramientos de ninguna índole”.